Key Lime Pie de Joe’s (sin limas y sí con limones)


En 1965, un representante del estado de Florida falló en su intento de que le aprobaran una ley para imponerle una multa a todo el que, como yo, llamara key lime pie a las tartas de lima o limón hechas con frutos distintos a los que crecen en los cayos al sur de la Florita. Cuarenta y un años más tarde, en 2006, la Cámara de Representantes y el Senado de Florida aprobaron sendas leyes según las cuales el key lime pie es ‘la tarta oficial del estado de Florida’.

A pesar de que sus orígenes están en los cayos de Florida, el key lime pie es reconocido como un clásico postre estadounidense, hecho con yemas de huevo, leche condensada y zumo de lima sobre una costra de tarta. Como fue creado cuando no había refrigeración, y tampoco había vacas lecheras en los cayos, de ahí el uso de la leche condensada enlatada (que llegaba primero en barco, y después en tren).


La primera vez que lo probé fue en Miami, en Joe’s Stone Crab para más señas. Aquello fue amor al primer bocado. Cada vez que visitaba Miami, hacía una parada obligada en Joe’s y no precisamente por sus patas de cangrejo, cuya fama trasciende las fronteras de los Estados Unidos, sino por su también archiconocido key lime pie.

Me la paso antojada. Y cuando nos mudamos al Sur de California me di cuenta de que no sería tan fácil, como cuando era soltera y vivía en Caracas o Nueva York, ir a Joe’s a ‘matar el antojo', como decimos los venezolanos. Así que resolví hacerlo yo misma, con la receta de Joe’s.


Aunque la tarta tradicional no se cocinaba (el ácido del zumo de lima espesa los huevos y hace que se cuajen), ahora es ampliamente aceptado que hay que hornearlo por lo menos por 15 minutos, con lo que se evita el riesgo de una salmonella. Así que en Joe’s lo hornean y yo también.

El key lime pie no es verde. Es de color amarillo pálido y el color viene de las yemas de huevo. Más que color, la cáscara de la lima rallada provee aceites esenciales y sabor. Todos los key lime pies que he hecho, han sido preparados con zumo de limón en lugar de lima. La razón: tengo un limonero que me provee de los más jugosos limones todo el año. Para hacer la ralladura de lima verde, opto por dos limones verdes y listo.


Aunque Joe’s tiene su receta propia para hacer la costra con galletas Graham, la compro lista en el supermercado. Para quienes quieran la receta, aquí la encuentran en inglés.

La gracia del key lime pie es el relleno: dulce y con mucho sabor a cítrico, de textura cremosa, rica y densa, con una consistencia más de natilla que de pudín. Lo mejor de este postre es que toma una hora entre el momento en que rallas la piel de los limones y exprimes el jugo, y el momento en que lo sirves (incluyendo el tiempo en el horno, enfriándose y en el congelador).

Ahora Joe’s tiene un servicio de despacho a domicilio, pero yo sigo prefiriendo hacer mi key lime pie sin limas y sí con limones en casa.


Key Lime Pie | Ingredientes para 6 porciones
1 costra para tarta de galletas Graham
3 yemas de huevo
1½ cucharada de ralladura de lima o limón verde
1 lata de leche condensada azucarada (14 onzas)
2/3 de taza de zumo fresco de lima o limón


Precalienta el horno a 350°F. En un tazón bate los huevos y la ralladura de limón a velocidad alta, por unos cinco minutos. Ve agregando gradualmente la leche condensada y continua batiendo por 3-4 minutos hasta que la mezcla espese. Reduce la velocidad de la batidora y agrega el zumo de lima o limón y mezcla por un minuto. Pon la mezcla en la costra y hornea por 15 minutos. Deja enfriar y congela por 20-30 minutos antes de servir.


Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , , ,