Picositas: galletas de jengibre por partida doble

Desde que me mudé al Sur de California, el otoño marca el comienzo de la “temporada de hornear” en mi casa. Unos días antes de Halloween, mi hijo Tomás Eugenio (6) y yo, cortamos y horneamos galletas con formas de calabaza, fantasmas, sombreros de bruja y murciélagos… Pasado el Día de los Santos Difuntos, comenzamos a hornear toda clase de delicias: galletas y panes aliñados y tortas con muchas especias. Primero para Acción de Gracias y luego para Navidad.
Melaza, azúcar morena, ron, canela, jengibre, clavos de olor, nuez moscada, todos esos aromas perfuman el ambiente. Ese olor, combinado con el hecho de que damos galletas y panes y tortas a nuestra familia y amigos, hace que la “temporada de hornear” sea la mejor época del año en mi casa…
Este año la temporada comenzó un poquito más temprano. A mediados de septiembre me di el salto a Phoenix, Arizona, para encontrarme con Alberto —el padrino de mis dos hijos Andrés Ignacio y Tomás Eugenio— y María Antonia, quienes estaban en la Google Zeitgeist Americas 2010 en Scottsdale, donde Alberto presentó su Proyecto Alcatraz.
Así que hornee mis galletas de jengibre y me llevé mis latitas a Scottsdale: para mis compadres y también para enviarle a algunos amigos en Caracas. Reservé una lata para consentir a Orquidea Sanchez en Tijuana, al otro lado de la frontera.
Esta receta la encontré en la nunca bien ponderada página web de Williams-Sonoma y, desde la primera vez que las hice, se convirtieron en las favoritas de mis hijos. Tienen un sabor muy definido en el que predomina el jengibre: en polvo y cristalizado, pero además son picositas porque llevan pimienta blanca.
Esta no es una receta para hacerla con apuro. Primero hay que tostar las pecanas y cortar finamente el jengibre cristalizado. Una vez hecha la masa, hay que refrigerarla por lo menos cuatro horas antes de cortar las galletas y hornearlas. Suelo doblar la receta y refrigerar la masa hasta por 10 días, y voy horneando de a pocos. Una vez que las galletas están horneadas, se conservan hasta por un mes en una lata o frasco con tapa. Eso es lo que hacemos el fin de semana después de Acción de Gracias, cuando triplicamos la receta y horneamos todas las galletas para las fiestas.
Galletas de jengibre | Ingredientes para hacer 48 galletas
1 1/4 taza de pecanas (pecans)
14 cucharadas (1 3/4 barras) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 1/4 tazas de azúcar
1 huevo extra grande
1/2 taza de melaza
2 1/2 tazas de harina de trigo todo uso
2 1/2 cucharaditas de bicarbonato de soda
1 1/2cucharadas de jengibre en polvo
1/2 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta blanca recién molida
1/4 de taza de jengibre cristalizado cortado en dados pequeñitos

Precalienta el horno a 350°F. En una bandeja de hornear galletas extiende las nueces y hornéalas hasta que estén ligeramente tostadas y fragantes, de 8 a 10 minutos. Retíralas del horno, déjalas enfriar y córtalas groseramente. Déjalas aparte. En un tazón, mezcla la harina, el bicarbonato, el jengibre molido, la canela y la sal y la pimienta.

En otro tazón, bate la mantequilla y el azúcar con un batidor eléctrico hasta que estén cremosos, unos 5 minutos. Agrega el huevo y bate por otros 5 minutos. Agrega la melaza y continúa batiendo hasta que la mezcla esté uniforme. Agrega la mezcla de harina y continúa batiendo hasta que todo esté bien mezclado, 2-3 minutos. Incorpora el jengibre cristalizado y las nueces. En una superficie enharinada, divide la masa en dos porciones iguales y forma unos cilindros de 4 cms de diámetro. Envuélve los cilindros en papel film y refrígeralos por lo menos 4 horas.

Precalienta el horno a 325°F. Cubre dos bandejas de hornear con papel pergamino (parchment paper). Con un cuchillo de hoja lisa y afilado, corta cada cilindro en rebanadas de 30 mm de espesor. Dispón las rebanadas en las bandejas, dejando un espacio de 2,5 cm entre una y otra. Hornea hasta que las galletas estén doradas, unos 8-10 minutos. Retira del horno y deja enfriar en una rejilla.
Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: