Guacamole

Antes de que empiecen a leer, debo hacer una confesión. En primer lugar, no seguimos el Super Bowl. Sé que es el evento deportivo más visto en los Estados Unidos: se espera que mañana habrá 90 millones de espectadores. Pero no hay manera de que pueda sentarme frente al televisor para ver el partido. Este año, parece que Andrés Ignacio (9) lo verá.
No obstante, el Super Bowl es la excusa perfecta para preparar este guacamole, aprovechando que el Sur de California es la tierra de la suculenta variedad de aguacate hass y principal productor de aguacate en Estados Unidos. Según la California Avocado Commission, casi 90% de la cosecha nacional se produce en estos lares y 60% de los aguacates de California se cultivan en el condado de San Diego, a media hora de distancia de nuestra casa.
Estando tan cerca de México, el guacamole es parte de la cultura culinaria del Sur de California. Literalmente, guacamole (de las voces aztecas āhuacatl y molli) significa salsa de aguacate.
Hacer guacamole es una especie de ritual en nuestra casa. Primero se cortan los cebollines muy finamente y se hace lo propio con el chile jalapeño. Entonces le toca el turno al ajo. Luego, con la ayuda de un tenedor se majan los aguacates y se combinan todos los ingredientes. Después de agregar la crema agria, vienen los condimentos: un poco de salsa suave o semi picante, jugo de limón recién exprimido y sal marina gruesa.
Sorprendentemente, no le ponemos cilantro. Honestamente, el resultado es tan gustoso (y cremoso), que no hace falta. Mientras probamos qué tal quedó con chips de tortilla, podemos acabar, en cuestión de minutos, por lo menos con la mitad del tazón. Eso es parte del ritual familiar y habla de lo sabrosa que es esta receta.
Guacamole | Ingredientes para 4 tazas
5 aguacates hass maduros
8 cebollines finamente picados (la parte blanca, más un poco de la verde tierna)
½ chile jalapeño sin venas verdes, sin semillas y picado finamente
1 diente de ajo picadito
1/3 de taza de salsa suave o semi picante
¼ de taza de crema agria ligera
1 ½ cucharada y de zumo de limón fresco
Sal marina gruesa

Corta los aguacates por la mitad, retira las semillas y con la ayuda de una cuchara saca la pulpa. En un tazón, maja los aguacates con un tenedor. Agrega el chile jalapeño, el cebollín y el ajo y combina. Añade la salsa, la crema agria y el jugo de limón y combina. Sal al gusto y disfrútalo mientras dure.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , , , ,