Gelato Paradiso, el paraíso de los helados

Me declaro fanática del gelato. Recuerdo la primera vez que fui a Venecia, era invierno, hacía frío, llovía y aún así no pude evitar pararme en cada gelateria, pedir, dos, tres bolas servidas en un cono, seguir por esos estrechos callejones saboreando aquellas delicias bajo el paraguas, y sólo volver a pararme en la siguiente heladería.
Más tarde, una familia italiana abriría la Heladería 4D, en Porlamar, en la Isla de Margarita, donde solíamos pasar las vacaciones de Semana Santa, verano y Navidad desde que tengo memoria. En la 4D tenían todos los sabores que uno puede soñar e ir a degustarlos se convirtió en un ritual obligado cada tarde. Años después, ocurrió el milagro y abrieron dos 4D de lujo en Caracas. Allí solía ir, semanalmente y como quien va a misa, a comprar gelato por litro.
Hace unas semanas fuimos a Newport y descubrimos Gelato Paradiso. El nombre perfecto para el gelato perfecto. Fuimos durante cuatro días seguidos a la gelateria de Laguna Beach y a la del Fantasy Island mall. Además tienen otra tienda en Corona del Mar. Cada una es el cielo y en todas sirven verdaderos gelatos italianos con "un toque del sur de California".
Con orgullo explican la diferencia entre helado y gelato. El helado es una mezcla de yemas de huevo, azúcar y crema de leche con aire y sabores artificiales añadidos. En los gelatos se sustituye la crema por leche. Aunque no llevan huevo y sólo tienen una infima porción del aire, los gelatos son más cremosos y sabrosos gracias a los ingredientes naturales, incluyendo frutos secos, chocolate, frutillas y otras frutas.
Gelato Paradiso ofrece 18 sabores de los más ricos y cremosos gelatos artesanales, hechos diariamente a mano, en pequeñas cantidades y con los mejores ingredientes importados de Italia. Estoy enamorada de los de nocciola (avellanas), mandorla (almendra) pistacho, gianduja (avellana y chocolate) y fruti di bosco (frutillas). Tienen algunos sabores de temporada como el de torta de calabaza de Acción de Gracias y también sirven unos sorbettos del-más-a-llá.
Todos hacen agua la boca. Todos son servidos en el más encantador de los estilos italianos. De verdad, en Gelato Paradiso, se toman el gelato muy, pero muy en serio.

Etiquetas: , ,