Oro líquido

Desde que vivo en el Sur de California, gracias a la generosidad de amigos que vienen desde Venezuela, he conseguido tener, siempre, una pequeña reserva de Rhum Orange Liqueur en mi casa. Pero, por supuesto, una botella de algo que llamamos "oro líquido" no es nada, literalmente hablando, si quieres mezclar y experimentar y crear algo rico y excitante.

Lo llamamos "oro líquido", no sólo por su color ámbar con destellos naranja. Sobre todo, lo de oro líquido es porque es muy apreciado en nuestra casa: ingrediente de innumerables tragos y postres, no es fácil encontrarlo por estos lares y por eso es atesorado como si de oro se tratara.

La buena noticia es que mis proveedores oficiales de Ron de Venezuela, DrinkUpNY, ahora también tienen Rhum Orange Liqueur y lo envían por correo a todo Estados Unidos. Mi primer cargamento estará aquí muy pronto y como sé que voy a estar mezclando cocteles y pronto haré mi mousse de chocolate à l’orange y mis Crêpes Suzette, decidí compartir la descripción oficial de este licor de ron y naranja que hice para Ron Santa Teresa. La foto es de Holger Stork.

Rhum Orange Liqueur es un licor dulce a base de ron, resultado de la perfecta fusión de los más finos añejos, envejecidos por dos años en barricas de roble, y una exquisita y delicada maceración de cáscaras de naranja de Valencia.

Fruto de una tradición de más de 200 años, Rhum Orange Liqueur es totalmente elaborado en la Hacienda Santa Teresa, fundada en 1796 y donde desde entonces se cultiva la caña de azúcar, se destilan las mieles, y se envejecen y envasan los añejos que le han ganado prestigio internacional a Ron Santa Teresa y son orgullo de Venezuela en el mundo.

Notas de Cata
A la vista: de color ámbar con destellos de naranja, denso.

Al olfato: fragante, afrutado, evoca la esencia de naranjas frescas y el perfume de naranjas maceradas, se complementa con notas de especies oscuras, entre las que resaltan la pimienta negra y el clavo.

Al paladar: ligeramente viscoso, afrutado, sus notas ardientes y cítricas le otorgan frescura, de cuerpo ligero, liviano y sedoso, con un sabor residual firme, terso, con fuerza que persiste en el paladar.

Sugerencias de consumo: En copa balón, solo helado o en las rocas. Combinado para exaltar los más exóticos cocteles. Es también perfecto para flambear y como ingrediente para resaltar platos y postres.

Etiquetas: , , , ,