Cremosos linguini con ajo porro y cebollín

Esta receta, como muchas otras en mi libro de recetas, la heredé de mi mamá. Siempre dispuesta a experimentar, un día llegó con esta pasta que es tan sabrosa como fácil de hacer. A partir de ese día, se convirtió en una fija en mi mesa.
Me encanta porque me encanta la pasta y me encantan el ajo porro y los cebollines. El sabor de estos vegetales de la familia de las cebollas, se extrae salteándolos en mantequilla derretida. Para transformarlos en una gran salsa, sólo hay que agregar crema le leche, sal y pimienta.
La receta de mi mamá lleva granos de pimienta verde machacados, pero no los he visto desde que me mudé al Sur de California (y honestamente tampoco los he buscado). Por lo que llevo rato preparando esta salsa con pimienta negra recién molida y funciona perfecto.
Me gusta esta salsa para comerla con linguini o fettuccini y mejor si son italianos. Aquí está mi receta. ¡Espero que les guste!
Linguini con ajoporro, cebollín y crema de leche | Ingredientes para 6 porciones
1 paquete de linguini
3 cucharadas de mantequilla sin sal
6 ajo porros cortados en rodajas finas (la parte blanca y parte de lo verde tierno)
12 cebollas verdes cortadas en rodajas finas (la parte blanca y parte de lo verde tierno)
2 tazas de crema de leche ligera
Sal marina gruesa
Pimienta negra recién molida
Queso parmesano rallado (usé Grana Padano)

Pon el agua para la pasta a hervir. Derrite la mantequilla en un sartén grande a fuego mediano. Añade los ajo porros y los cebollines y sofríe por 5 minutos. Reduce el fuego, tapa y cocina a fuego lento por 10 minutos más. Mientras tanto, pon la pasta a cocinar. Agrega la crema a la mezcla de ajo porro y cebollín. Salpimienta al gusto. Una vez que la pasta esté al dente, cuela y agrega al sartén con la salsa. Sirve con queso parmesano.
Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: ,