Simplemente Mojito!

Si algo tienen en común el Mojito y la Cubalibre ―además del hecho de que son los dos de los tragos a base de ron más y mejor conocidos en el mundo entero―, es el misterio de sus orígenes.

El trago cubano por excelencia, se cree que el Mojito que hoy conocemos, es una adaptación del Draque o Draquecito, que se hizo realmente popular durante la Ley Seca Estadounidense (1919-1933), cuando los americanos viajaban a la isla antillana para poder escapar de la prohibición.
Cuenta la leyenda que Richard Drake, primo del Vice Almirante Sir Francis Drake (1540 -1596), traficante de esclavos y corsario de la Corona Británica, lo preparó por primera vez durante sus andanzas por el Caribe, con aguardiente, agua, azúcar, limón verde y menta, pero no para refrescarse, sino para calentarse y combatir el escorbuto.
Drake, habría introducido la bebida en Cuba y cuando a mediados del siglo XIX empezó la producción de ron en la isla, el ron sustituyó al aguardiente en su preparación y posteriormente el Draquecito dio lugar al Mojito.
Se dice que el trago fue “creado” en La Bodeguita del Medio, el tradicionalísimo bar ubicado en la zona colonial de La Habana, a unas cuadras de la Catedral, donde solía tomarlo el escritor estadounidense y premio Nobel de Literatura, Ernest Hemingway.
Amante del buen ron, Hemingway escribió en los años 50: “Mi Mojito en La Bodeguita y mi Daiquirí en El Floridita”, en alusión a los dos bares donde habitualmente se refrescaba con dos de sus cocteles favoritos.
Según Erasmo Brito Lima, miembro fundador de la Asociación de Cantineros Cubanos, el Mojito data de 1910, fue preparado por primera vez en un bar de la playa de La Concha y contrario a lo que se pretende hacer creer, su creación no está asociada con ninguna marca de ron en particular.
Mojito
6 hojas de hierbabuena
3/4 oz de jarabe simple (una parte de agua, una parte de azúcar granulada)
1,5 oz Ron de Venezuela Santa Teresa Claro
3/4 oz de jugo de limón fresco
1,5 oz Club de soda

En una coctelera con la ayuda de un mazo, presiona la hierbabuena con el jarabe simple. Agrega el jugo de limón, el ron y hielo. Agita bien y cuela en un vaso alto lleno de hielo picado. Completa con soda y adorna con una ramita de hierbabuena.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , , , , ,