Si la vida te da limones, disfruta y haz falernum!

Por obra y gracia de la ‘mixología’ y de sus artífices los ‘mixólogos’, comienzan a aparecer en mi cocina y en mi bar, exóticos ingredientes, imprescindibles en la elaboración de un coctel, que, por lo menos para mí, que soy nueva en estos avatares, hace poco eran literalmente desconocidos. Tal es el caso del falernum, o jarabe de falernum, que a veces resulta tan difícil de encontrar que hay quienes han optado por prepararlo en forma casera.
El falernum es un jarabe dulce que se usa como ingrediente de tragos y cocteles en el Caribe y que se caracteriza por sus notas de jengibre, clavo, limón, algunas veces vainilla, canela e incluso esencia de almendras.
Todo parece indicar que este exótico ingrediente que puede o no, tener contenido alcohólico, es originario de la isla caribeña de Barbados, cuna del killdevil o ‘matadiablo’, ancestro del ron nuestro de cada día.
Darcy O’Neil, ingeniero químico dedicada a la ‘mixología’ y apasionado de la historia de tragos y cocteles, relata el que bien podría ser el origen de la voz falernum: cuando le preguntaron a la esposa de un viejo barbadense por la receta, respondió en dialecto 'Haf a learn um' que en correcto inglés debió ser ‘(You) have to learn’ (usted debe aprender), y ¡jarabe bautizado!
En todo caso, el falernum es un edulcorante que realza el sabor del ron en la preparación de los cocteles a los que les confiere aromas y sabores tropicales. Cuándo y cómo fue inventado, no es mucho lo que se sepa, aunque el mismo O’Neil refiere que ya en 1896 el periódico The Philadelphia Enquirer publicó un artículo dando cuenta de su existencia.
De seguidas la receta que adapté de la del Falernum #8 que publicara en 2006 Paul Clarke en The Cocktail Chronicles.
Falernum | Ingredientes para 4 tazas
6 onzas de ron blanco (usé Ron de Venezuela Santa Teresa Claro)
La piel de 6 limones (sin trazos de la parte blanca)
40 clavos de olor
2 onzas de jengibre fresco rallado
½ de cucharadita de extracto de almendra
14 onzas de jarabe dulce que se prepara disolviendo dos partes de azúcar en una de agua (sin calentar).
5 onzas de zumo de limón colado

Combina el ron, la piel de limón, los clavos y el jengibre en un envase con tapa y dejar reposar por una semana en la nevera. Pasa por un colador de tela, que luego exprimes para extraer todo el líquido. Desecha los sólidos. Agrega el extracto de almendras, el jarabe dulce y el zumo de limón. Mezcla y envasa en una botella esterilizada. Guarda refrigerado.
Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , , , , ,