Torta de chocolate y calabacín

Hay niños melindrosos para comer y mi hijo Tomás Eugenio. Terco y determinado, a sus 7 años esta decidido a mantener una dieta rica en proteínas y carbohidratos que sólo incluye una eventual manzana o un ocasional cambur (banana), como única fruta fresca. Sólo come vegetales en las salsas para pasta. Pero eso sí, muere por el chocolate.

Ahora en Semana Santa, me disponía a hacer mi torta de zanahoria y también quería preparar la crema de calabacín que tanto nos gusta a todos, menos a Tomás, claro está. En eso vino y me dijo que por qué no hacía Easter Brownies.
¿Easter Brownies? me pregunté, la verdad nunca había escuchado de ellos, pero decidí hornear “algo” con chocolate para que mi niño “matara” su antojo. Hice esta torta de chocolate con calabacín y funcionó porque, salvo preguntar por el frosting, se la comió.
Este es un bizcocho ligero, no en el sentido de que sea bajo en calorías (tiene harina, mantequilla, aceite vegetal, suero de leche, azúcar y chocolate en polvo), sino porque no es denso. Por el contrario, su consistencia es más bien ligera. No se le siente el calabacín, que está disfrazado con el sabor, delicado, del chocolate.
Lo espolvoreé con azúcar pulverizada para la foto, porque aunque este no es bizcocho muy dulce, tampoco le hace falta. Este es un postre perfecto para primavera y también para celebrar que hoy es el Día Nacional del pan de calabacín!
Torta de chocolate y calabacín | Ingredientes para 12 porciones
8 cucharadas de mantequilla sin sal
1 ¼ de taza de azúcar súper fina
¼ de taza de aceite vegetal
3 huevos
2 ¼ tazas de harina sin blanquear
½ taza de chocolate chocolate en polvo semi dulce (usé Ghirardelli)
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de polvo para hornear
1 cucharadita de bicarbonato de soda
½ taza de suero de leche
2 tazas de calabacín rallado y luego exprimido en una tela de hacer queso (cheese cloth)
¼ de taza de azúcar pulverizada
Ten todos los ingredientes a temperatura ambiente. Precalienta el horno a 350°F. Engrasa y enharina un molde para hornear de 9 por 3 pulgadas. Mezcla la harina, el chocolate, polvo de hornear, bicarbonato de soda y la sal en un tazón y reserva. En otro bol bate la mantequilla con una batidora eléctrica durante 1 minuto a velocidad baja. Añade el azúcar, aumenta la velocidad y bate durante unos 3-4 minutos hasta que esté esponjoso. Añade el aceite y la vainilla y bate hasta que esté incorporado. Añade un huevo a la vez y bate por 1 minuto hasta que se incorpore. Agrega la mezcla de chocolate y harina alternando con el suero de leche, comenzando y terminando con el suero de leche. Añade el calabacín y mezcla. Vierte en el molde y hornea por 1 hora, hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel salga limpio. Transfiere el molde a una rejilla y deja enfriar por 10 minutos. Desmolda el pastel y deja que se enfríe completamente antes de decorar con azúcar pulverizada.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , ,