Vermicelli con pesto de albahaca y piñones (pesto alla genovese)

Después de una semana en Newport Beach disfrutando de las imponentes vistas del Pacífico, de la vida relajada de Orange County, de cómo mis hijos nadan y juegan baloncesto cada vez mejor, comiendo delicioso y saboreando los mejores gelatos del planeta, el viernes pasado regresamos a casa en lugar de seguir hacia Escondido, en San Diego County.
No fue que suspendimos nuestras vacaciones de verano. Sino que, por razones médicas, fuimos a parar en Loma Linda y estando tan cerca de nuestra casa, nos dimos una vuelta para ver qué tal la huerta y muy especialmente nuestro “paraíso de los tomates”, al que encontramos convertido en una verdadera jungla. Nos comimos los que estaban maduros y ni tiempo para las fotos hubo. Pero confieso que no puedo esperar al tiempo de cosecha y vaticino que tendremos una verdadera bacanal de tomates.
En apenas una semana, todas mis hierbas crecieron desaforadamente, especialmente las albahacas a las que encontré floreadas. Podé las flores para que las matas crezcan más frondosas y también porque escuché que al florear, cambia el sabor de las hojas.
Además decidimos plantar las albahacas que trajimos de Newport (estaba antojada de mojitos con fresa y albahaca y en lugar de comprar las hojas compré tres matas por el mismo precio). Y como en mi casa nunca es suficiente cuando de albahaca se trata, hicimos otro cajón para cultivar albahaca y perejil, libre de topos.
Después de podar las albahacas, decidí hacer pesto alla genovese. En mi casa morimos por este pesto por el italiano que llevamos en nuestros corazones y estómagos: morimos por la albahaca, por el ajo, por el aceite de oliva, por el queso parmesano y por supuesto por la pasta.
Tener todos esos ingredientes combinados en un solo plato es más de  lo que cualquiera en mi familia puede resistir. Por eso los spaghettis y vermicellis al pesto son una fija en mi cocina, especialmente ahora en verano. Además, personalmente me encanta por razones prácticas: el plato completo se prepara en 10 minutos, así que qué puede ser mejor que esto?
Por cierto, solía hacer el pesto a mano en el mortero. Se me iba la vida en eso. Sustituí el trabajo manual por el procesador de alimentos gracias a mi amiga de Twitter @lesteves quien un día me iluminó y créanme: ahora lo hago en cinco minutos incluyendo escoger las hojas, lavarla, secarlas y procesar todo.
Aquí está mi receta. Espero les guste y estaré posteando algo rico desde Escondido y La Jolla!
Vermicelli con pesto de albahaca y piñones | Ingredientes para 6 porciones
1 paquete de vermicellis o cabello de ángel
4 tazas de hojas de albahaca
4 dientes de ajo presionados con la hoja de un cuchillo
½ taza de piñones
½ taza de aceite de oliva extra virgen
Sal marina gruesa
¼ de taza de queso parmesano rallado (usé Grana Padano)

Preparación
Pon el agua para la pasta a hervir. 

En el procesador de alimentos, procesa la albahaca, piñones, ajo, y sal al gusto. Agrega el aceite de oliva y procesa hasta que se forme una pasta homogénea. 

Pon el pesto en un tazón, agrega el queso y mezcla bien. 

Mientras tanto, cocina la pasta y cuando esté al dente, cuélala y deja correr un poco de agua fresca para parar la cocción. Escurre bien. 

En un tazón grande mezcla la pasta con el pesto. 

Decora con una ramita de albahaca.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

Gracias por compartir esta receta. Te invito a que también me sigas en Facebook Twitter

Etiquetas: , , , , ,