Zanahorias bebé glaseadas con azúcar morena, jugo de naranja y jengibre (cocidas a la perfección)

Las zanahorias glaseadas son la guarnición perfecta para acompañar carnes, aves o pescados. Son dulcitas y muy coloridas y  cuando se cocinan en su punto, son hasta crujientes.

Las zanahorias y el jengibre van muy bien juntos, como se aprecia en esta crema de zanahoria o en esta perfumada sopa de zanahoria sueca.
Cocinándolas a fuego lento con un poco de mantequilla, jugo de naranja, azúcar morena y jengibre fresco, se logra ese glaseado brillante que hace a las zanahorias bebé o grandes troceadas, simplemente irresistibles.
La acidez proporcionada por los jugos de naranja y limón es balanceada con la dulzura de las zanahorias y el azúcar morena.
Zanahorias bebé glaseadas con jugo de naranja, azúcar morena y jengibre | Ingredientes para 4 porciones
1 libra (medio kilo) de zanahorias bebé peladas
2 cucharadas de mantequilla
2 cucharadas de azúcar morena
1/3 de taza de jugo de naranja recién exprimido
1 cucharada de ralladura de jengibre fresco y pelado
Sal marina gruesa
Pimienta blanca recién molida
1 cucharadita de jugo de limón recién exprimido
Perejil fresco picado para decorar
En una olla pequeña mezcla todos los ingredientes menos el jugo de limón y el perejil. Lleva a hervor a fuego medio y destapado. Tapa, baja el fuego y cocina a fuego lento por 12 a 15 minutos, hasta que las zanahorias estén tiernas, pero no demasiado cocidas. Agrega el jugo de limón y mezcla. Adornar con perejil.
Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: ,