Simplemente deliciosa mermelada de higos

Hay gente que es feliz haciendo feliz a otro y creo que Fidelia es de ese tipo. Me vio tan feliz cuando me trajo las guayabas hace unas semanas (y luego cuando hice mi mermelada de guayaba), que me sorprendió un día de estos con los últimos higos de su higuera.

No eran muchos. Después de todo, ya casi estamos en invierno. Pero tuve la suerte de que los cosechara antes de las heladas.
Y es que ha estado helando, por ocho noches seguidas, en el Sur de California (y hemos tenido que cubrir la huerta y todo lo que no queremos que se nos congele). Uno de estos días al amanecer el termómetro en mi patio marcadaba 27°F. Creo que es hora de que la madre naturaleza nos de un descanso.
Heladas aparte, resolví hacer esta mermelada de higos sin receta, inspirada por la mermelada de guayaba de Gioyita y el invento me resultó perfecto. Esta es una mermelada rica en color y sabor. Con solo tres tazas de higos cortados en daditos, un cuarto de taza de jugo de lomón y dos tazas de azúcar, pude hacer tres frascos de seis onzas cada una. Espero que les guste mi receta.
Mermelada de higos | Ingredientes para 3 frascos de 6 onzas
3 tazas de higos maduros, sin pelar y cortados en dados
2 tazas de azúcar
¼ de taza de zumo fresco de limón

En una olla cocina todos los ingredientes a fuego mediano, removiendo constantemente hasta que la mezcla comience a hervir. Cocina sin dejar de revolve por 10-12 minutos hasta que alcance la consistencia deseada. Para asegurarte de que la mermelada tiene el punto deseado, hay dejarla reposar y enfriar.
En caso de que quieras preservar la mermelada en frascos al vacío, aquí está el paso a paso:

. Transfiere la mermelada a frascos de 6 onzas esterilizados, y asegúrate de que quede espacio libre, alrededor de media pulgada (poco más de un centímetro), en la boca del frasco y de que esta esté perfectamente limpia (cualquier partícula puede interferir con el proceso de sellado). Al tapar los frascos, primero se pone la tapa y luego el aro de rosca.

. Llena con agua hasta la mitad la olla donde se van a procesar los frascos. Coloca los frascos en la rejilla especialmente diseñada para ello. Los frascos deben estar cubiertos con por lo menos una pulgada (2,5 cms) de agua. Tapa la olla y ponla a fuego medio hasta que hierva. Una vez que el agua comienza a hervir, se cuentan 20 minutos.

. Una vez que los frascos han sido procesados, se colocan en una toalla de cocina y se dejan reposar hasta que estén totalmente fríos. Las tapas han de hacer un sonido  “pop-up” y se verán verse un poquito cóncavas en el medio. Eso quiere decir que se hizo el vacío y los frascos están sellados. Si alguna tapa no suena y no se ve cóncava, habrá que volver a procesar el frasco o guardarlo refrigerado y consumir su contenido en los próximos días.

Los frascos de mermelada sellados al vacío deben guardarse al resguardo de la luz.
Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: ,