Sabores de mi niñez: Pie de limón con merengue

Crecí comiendo pie de limón con merengue. Del que hacen en La Danubio, sin duda una de las mejores pastelerías de Caracas, la ciudad donde nací y crecí.

En La Danubio se podía pedir un pie individual de postre o para merendar, o también podía comprar uno un pie entero para llevar. No importa el tamaño, he atesorado este sabor como quien guarda esos recuerdos de infancia que te acompañan toda la vida.
Solía tener antojo de este postre cuando estaba embarazada de Andrés Ignacio (10) y ahora a mi precioso hijo le encanta decir que le pasé el antojo porque quiere comer pie de limón con merengue un día sí y el otro también.
Así que cargado como está mi limonero, porque estamos en el pico de la temporada de los limones Meyer en el Sur de California, aquí está el pie de limón que tanto le gusta a mi pequeño.
La receta del relleno la encontré hace años en Pies and Pastries, el libro de la colección The Good Cook editada por Time Life y que me ha acompañado desde mis tiempos de la universidad. Apenas si hice unos pequeños ajustes. Eso sí: el relleno es mucho más denso que el de La Danubio y a todos nos encanta.
La costra es hecha con mi imbatible receta de masa para pies, tan fácil de hacer que ya me está preocupando que estamos comiendo muchos pies últimamente.
Espero que les guste mi receta!
Pie de limón con merengue│Ingredientes para 8 porciones
1 receta de masa para pie
3 huevos, más 3 claras de huevo para el merengue
1 taza de azúcar, más ¼ de taza para el merengue
1/3 de taza de jugo de limón fresco
6 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de ralladura de piel de limón
Precalienta el horno a 400°F. En una superficie enharinada y con la ayuda de un rodillo, extiende la masa en forma circular hasta que tenga ¼ de pulgada (unos 6 mm) de espesor. Transfiere la masa a un plato para pies llano, de 9 pulgadas de diámetro (22,5 cms), y presiona ligeramente el fondo y los lados. Corta los sobrantes de masa y dale forma al borde. Decora el borde con los dedos o con un tenedor. Cubre el fondo de la masa con papel pergamino y con pesitas para pie (puedes usar garbanzos en su defecto).  Hornea por 20 minutos y transfiera a una rejilla y deja que se enfríe totalmente.

Mientras tanto, en un bol de vidrio, bate con un batidor de mano los tres huevos enteros con el azúcar. Incorpora el jugo de limón y la mantequilla. Pon el bol en baño de maría y cocina a fuego de mediano a alto, removiendo constantemente, hasta que la mezcla espese lo suficiente y cubra la cuchara. Incorpora la ralladura de piel de limón y deja que la mezcla se enfríe completamente.

Una vez que tanto la costra como el relleno del pie estén a temperatura ambiente, rellena el pie distribuyendo uniformemente la crema de limón.

Para hacer el merengue, en un bol y con un batidor eléctrico, bate las claras de huevo hasta que formen picos. Incorpora el azúcar, una cucharada a la vez, y continua batiendo hasta que adquiera la consistencia deseada. Distribuye el merengue sobre la crema de limón y asegúrate de que cubra el borde de la costra.

Precalienta el horno a 400°F y hornea por 5 minutos hasta que los picos del meringue estén delicadamente dorados.
Para imprimir la receta haz clic aquí.
Para imprimir la receta de la masa para pies, haz clic aquí.

Etiquetas: , ,