Pura crema: Risotto de queso de cabra y tomillo con Prosciutto di Parma

Esta receta está en la categoría de mis recetas soñadas.

Son recetas con las que literalmente sueño o que me imagino (como la de mis galletas de lavanda) y una vez que junto todos los ingredientes, todo fluye suavecito y el resultado es un plato que luce y sabe delicioso y por lo mismo se convierte en una fija en mi cocina.
Creo que en el caso de este risotto lo que pasa es que me fascinan todos los ingredientes: tomillo fresco, una de mis hierbas favoritas (el de la foto, el modesto jardín de hierbas que tengo en macetas en mi mini patio), queso de cabra fresco, también uno de mis quesos “de diario” favoritos, y para completar: el mejor prosciutto del mundo (di Parma, por supuesto, para hacer feliz al italiano que habita en mi estómago).
Lo hice hace poco, el día antes de que Eulimar viniera a pasarse una tarde cocinando conmigo. Publiqué una foto en Facebook y algo me comentó Euli que volví a prepararlo ese día para la cena. Es tan sabroso que ¿a quién le importa comerlo dos días seguidos?
Un comentario al margen: esta es de las pocas recetas a las que le agrego un cubito de carne. Si no quieres usar cubito puedes sustituir el agua por caldo de verduras o carne y asunto resuelto.
Risotto de queso de cabra y tomillo con prosciutto | Ingredientess para 6 porciones
3 cucharadas de mantequilla
1 cebolla finamente picada
1 taza de arroz
1 taza de vino blanco
1 cubito de carne
1 litro de agua
3 cucharadas de hojas de tomillo fresco
½ taza de queso de cabra fresco
Sal marina gruesa
Pimienta blanca recién molida
6 lonjas de prosciutto di Parma

En una sartén grande a fuego mediano, derrite la mantequilla y saltea la cebolla hasta marchitar, unos 4-5 minutos. Agrega el arroz y cocínalo por 3 minutos más. Agrega el vino y cocina, revolviendo, hasta que el líquido haya sido absorbido casi totalmente. Añade otra taza de agua y el cubito y cocina revolviendo, hasta que el líquido haya sido absorbido casi totalmente. Agrega el tomillo y el resto del agua, una taza a la vez, hasta que el líquido haya sido absorbido casi totalmente. Este proceso puede tomarte unos 30 minutos. Agrega el queso y revuelve. Sirve inmediatamente con una lonja de prosciutto.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , ,