Huevos Rancheros


Cuando Mamás Latinas me pidió que escribiera mi nueva columna semanal con recetas de cocina, casi me muero de la contentura. Hace poco más de dos años cuando empecé a escribir este blog me propuse compartir, más que mis recetas, mi filosofía en la cocina: un acto de amor, una forma de crear y de expresarme y, por supuesto, también de comer sabroso.

Creo que si se cocina con ganas, con gusto y se respetan los ingredientes, las cosas sales bien. No importa que tanta experiencia tengas, la cocina es un juego de niños y si te diviertes cocinando, sin muchas complicaciones ni pretenciones, verás cómo terminas alimentándote bien, comiendo gourmet y enamorando a más de uno...
Con el firme propósito de enamorar a mis lectoras en Mamás Latinas, opté por preparar estos huevos rancheros que son uno de mis bruch favoritos, desde que los comí por primera vez en el desaparecido Time Café en Lafayette, en el East Village de Manhattan, en la época en la que si no era en Nueva York, para mí la vida no tenía sentido.
Sólo tienes que echar mano de unas buenas caraotas (frijoles) negras que recalientas para que se sequen un poquito, una buena pico de gallo, cocinas un par de huevos al vapor, sirves todo sobre una tortilla de harina de trigo y adornas con unas lascas de aguacate.
Más latino imposible. Quién no se enamore con esto, es porque no tiene corazón en el pecho y aprovecho  para agradecer a mis editoras Johanna y Vicglamar, y a la infatigable Carmen-Alicia, por haberme hecho parte de este proyecto.
Huevos rancheros | Ingredientes para dos porciones
2 tortillas de harina de trigo
4 huevos
Aceite
4 cucharadas de agua
1 taza de sopa de caraotas negras
1 taza de pico de gallo
½ aguacate rebanado
Sal

En una sartén a fuego bajo, pon la sopa de frijoles negros a calentar, sin tapa, hasta que el líquido se haya secado casi totalmente, unos 12-15 minutos. En un sartén antiadherente a fuego mediano, pon una gota de aceite y esparce con una servilleta de papel, agrega dos huevos y cocina destapado hasta que la clara esté blanca. Agrega 2 cucharadas de agua, tapa y cocina hasta que el agua se haya evaporado. Repite con los 2 huevos restantes. Calienta las tortillas en otro sartén y ponlas cada una en un plato. Distribuye las caraotas sobre las tortillas. Pon los huevos sobre los frijoles. Pon el pico de gallo sobre los huevos y decora con las rebanadas de aguacate.

Para imprimir la receta haz clic aquí.
Para imprimir la receta de la sopa de caraotas negras, haz clic aquí.
Para imprimir la receta de la pico de gallo, haz clic aquí.

Etiquetas: , , , , ,