Una tarde con Maricel Presilla

Ayer mi querida Nelly Guinand me invitó a que nos encontráramos en la Feria Internacional del Libro de Miami. Era el último día de la feria así que, hice una excepción, y a pesar de todo el trabajo que tengo, a la feria fui a dar.

No es que me crea una diva. No. Es que como todos los años por esta época, estoy en mi pico más alto de trabajo de todo el año y no me doy abasto. Además, el internet en mi casa enloqueció y creo que mi laptop también me está diciendo adiós y por razones que no vienen al caso, no será sino hasta el próximo 27 de noviembre cuando pueda reemplazarla.
En el medio de esta “crisis”, decidí tomármelo con soda e irme a la feria a encontrarme con Nelly. Después de todo, ella es mejor que un coctel de flores de Bach rescue remedy y además siempre la pasamos buenísimo.

Lo que no sabía era la sorpresa que Nelly me tenía preparada. Me estaba esperando en el Miami Culinary Institute, en una clase de cocina a cargo de la chef, restaurateur y autora Maricel Presilla, donde aprendí a hacer el mejor mojo cubano del mundo.

No necesito decir que Maricel fue una de las súper estrellas de la feria, a donde vino a lanzar su último libro Gran Cocina Latina: The Food of Latin America, el más completo compendio de nuestra comida y tradiciones culinarias, desde México hasta la Patagonia argentina, desde los sofritos y adobos, pasando por los sancochos, los ceviches, las empanadas, los mojos y las arepas, hasta los tres leches. 

Tuve la oportunidad de estar con ella mientras firmaba sus libros, almorzámos juntas y recorrimos los stands de la feria y créame: me sentí como si caminara con Merryl Streep al lado por el Teatro Kodak de Los Ángeles, la noche de los Oscar.

Solo para que se den una idea de quién es esta fascinante mujer nacida en Cuba, Maricel es la primera mujer y la primera latina que ha sido invitada a cocinar en la Casa Blanca, en 2012 ganó el James Beard Award como Mejor Chef de la Costa del Atlántico Medio, es co-propietaria de Cucharamama, un restaurante de comida pan latina artesanal en Hoboken, New Jersey, donde además tiene otro comedor: Zafra y Ultramarinos, una tienda de delicatesen.

Maricel tiene un doctorado en historia medieval de España, es historiadora culinaria y autora, entre otros, de The New Taste of Chocolate: A Cultural and Natural History of Chocolate with Recipes.

La mala noticia es que el libro de Maricel Gran Cocina Latina: The Food of Latin America se agotó en la Feria del Libro de Miami, así que no me pude traer mi copia firmada a la casa.

La buena noticia es que ya lo compré por Amazon, así que pronto me lo estaré devorando.
Aun mejor, nos vamos a reencontrar en enero cuando Maricel venga a su querida Miami a probar chocolates en un concurso internacional del cual es jurado. Entonces, disfrutaremos de mojitos y daiquiris y saborearemos algo de nuestra cocina latina. Entonces, me firmará mi libro.

Gracias Nelly por el tesoro de tu amistad.

Etiquetas: , , ,