Deditos de yuca con mojo de cilantro “a la Presilla”


La receta de hoy viene con un premio. O mejor dicho: con dos premios.  Maricel Presilla, su autora, hizo historia otra vez. Su libro The Food of Latin America - Gran Cocina Latina (La comida de América Latina – La gran cocina latina) se acaba de ganar el Premio James Beard como el Mejor Libro de Cocina de  2013.
En 2012 ya Maricel se había ganado otro Premio James Beard (que es como el Oscar de la gastronomía) como mejor chef de la costa del Atlántico.
Dos premios James Beard son como “mucho con demasiado”, como decimos los venezolanos, y no hacen más que corroborar que Maricel todo lo que hace lo hace bien y reconocen su extraordinaria carrera como restauradora e historiadora.
Probé estos deditos de yuca con mojo de cilantro cuando conocí a Maricel en Noviembre pasado y, desde entonces, son un pasapalo, un aperitivo (y hasta una merienda) completamente incorporado a mi lista de recetas favoritas.
La única razón por la que no los hago más a menudo es porque la yuca es frita y me remuerde la conciencia.
Pero les garantizo que una vez que los prueben, no podrán dejar de prepararlos y comerlos. 
No me echen la culpa a mí. Échenle la culpa a Maricel.

Deditos de yuca con mojo de cilantro “a la Presilla” | Ingredientes para 6-8 porciones
Ingredientes para el mojo de cilantro
1 taza de mayonesa
2 dientes de ajo, pelados
1 taza de hojas de cilantro bien apretadas, lavadas y secadas
½ chile jalapeño, sin semillas ni venas
½ cucharadita de comino molido
1/8 cucharadita de pimienta de Jamaica
¼ cucharadita de orégano seco
1-2 cucharadas de jugo de limón fresco

Preparación
Procesa todos los ingredientes en el vaso de una licuadora y licúa hasta que se forme una mezcla suave y cremosa. La idea es no se vean ni sientan pedacitos de hojas de cilantro y la salsa quede aterciopelada.

Ingredientes para los dedos de yuca
2 libras de yuca congelada
Sal al gusto
Aceite vegetal para freír

Preparación
En una olla con agua, pon un poco de sal y hierve la yuca hasta que esté suave pero que no se deshaga.

Escurre la yuca en un colador y deja enfriar.

Corta la yuca a lo largo en forma de palitos o deditos de 2 a 3 pulgadas de largo.

Cubre una bandeja con papel pergamino y dispón la yuca en una camada y cubre con papel film. Refrigera hasta que la yuca se enfríe y se endurezca.

En un caldero o sartén profunda a fuego mediano, calienta suficiente aceite para freír y fríe la yuca, por partes, hasta que se dore ligeramente.

Pon la yuca a escurrir en toallas de papel.

Sirve caliente con la salsa de cilantro al lado.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

Etiquetas: , , ,