Moros y cristianos de lujo

Si vives en el Sur de la Florida (lo mismo que si vives en Venezuela), comer caraotas (frijoles negros)  con arroz (que es lo que son los "moros y cristianos") es como comer pescado o frutos del mar.

La influencia cubana, en particular, y latinoamericana, en general, se siente en la mesa floridiana donde "moros y cristianos" y "maduros" (plátanos maduros fritos) son una constante.
Hace unos días, de vacaciones en Cayo Largo, fuimos a comer langosta y adivina qué: venía acompañada de "moros y cristianos".
Yo me sorprendí,  pero según cuenta Maricel Presilla en su extraordinario libro The Food of Latin America: Gran Cocina Latina, en Cuba, especialmente en las provincias de Occidente, los moros y cristianos son eso: una comida de fiestas.
Maricel, quien nació en Cuba y es historiadora (además de una extraordinaria cocinera), cuenta que hay una versión veracruzana de este plato y que considerando que Cuba importaba los frijoles negros desde México, pues no se sabe qué fue primero, si el huevo o la gallina...
En todo caso, para hacer que algo tan sencillo como unas caraotas con arroz sea una fiesta para los sentidos, recurrí a la receta de Maricel, que es la que comparto con ustedes hoy.
Mejor imposible y ya le dije a Maricel que me hizo el milagro: por primera vez Andrés Ignacio (11) y Tomás Eugenio (9) comieron caraotas negras y lo que es mejor: los dos repitieran con gusto.

La receta de Maricel sugiere que las caraotas se cocinen con un hueso de jamón. Yo las cociné sin el hueso y no me hizo falta. Les juro que en mi vida me había comido unos moros y cristianos tan sabrosos. ¡Feliz Mes de la Herencia Hispana!

Moros y cristianos | Ingredientes para 8 porciones

Ingredientes para los caraotas
1/2 libra de caraotas negras
1 cebolla mediana
1 pimentón verde
6 ajíes dulces
1 hueso de jamón (opcional)

Preparación de las caraotas
Lava y escoge las caraotas.

En una olla con 10 tazas de agua, pon a cocinar las caraotas con la cebolla, el pimentón, los ajíes y el hueso. Lleva a hervor y baja el fuego. Cocina a fuego lento sin tapar por 2 horas.

Cuela las caraotas y reserva 4 tazas del líquido. Descarta los vegetales y el hueso.

Ingredientes para los moros y cristianos
2 tazas de arroz lavado y escurrido
2 cucharadas de aceite de oliva
1/4 de libra de tocineta cortada en pedacitos
1 1/4 de taza de cebolla picadita
1 taza de pimentón verde sin venas ni semillas, picadito
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de orégano seco
1 hoja de laurel
1 cucharada de vinagre blanco
1 cucharada de jerez seco
2 cucharaditas de sal

Preparación
En un caldero o en un sartén grande y profundo a fuego mediano, pon a calentar el aceite y agrega la tocineta. Cocina hasta que se dore, unos 3 minutos.

Agrega la cebolla, el pimentón, comino, orégano y laurel y sofríe hasta que la cebolla se marchite, unos 5 minutos.

Agrega el arroz y revuelve. Agrega las caraotas y las 4 tazas del caldo en que se cocinaron. Agrega el vinagre, el jerez y la sal.

Cocina destapado hasta que el líquido haya sido casi totalmente absorbido y se formen huequitos en la superficie.

Revuelve con un tenedor y reduce el fuego al mínimo. Cocina tapado por 20 minutos.

Retira del calor y deja reposar, destapado, por lo menos 10 minutos antes de servir.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

¿Qué te pareció esta receta? ¿En tu casa, también comen moros y cristianos?

Etiquetas: , , , , ,