Sopa de frijolitos con laurel

Esta sopa de frijolitos la tenía especialmente preparada para publicarla el primero de enero. Y es que así como ese día en mi casa se comen lentejas y la puerta está abierta para quien quiera pasar a por ellas, en Estados Unidos la tradición es comer black-eyed peas. El motivo es el mismo: asegurar la abundancia y la prosperidad en el año que comienza.

Pero ocurre que anteayer amanecí filosófica y me provocó más bien reflexionar sobre lo que fue 2013, con lo que quedó comprobado, una vez más que esto del blogging, la cosa es más del tipo "como vaya viniendo, vamos viendo".
Por eso esta sopa que es una delicia, llegó con retraso. Lo mejor es que, sopa al fin, te compone el cuerpo y el alma. 
Como no tiene más que unas cucharadas de aceite de oliva, es súper ligera, pero además sumamente nutritiva porque los frijolitos son uno de esos súper alimentos que deberíamos incorporar a nuestra dieta de manera regular. 
Una porción (media taza) sólo tiene 70 calorías y no contiene ningún tipo de grasa ni colesterol. Además, tiene un alto contenido en fibra. Así que ¡a comer!
Sopa de frijolitos con laurel | Ingredientes para 6-8 porciones
1 paquete de frijolitos (black-eyed peas)
4 litros de agua
2 cucharadas de aceite de oliva
1 taza de cebolla finamente picada
3 dientes de ajo picaditos
¾ taza de pimiento rojo finamente picado
¾ taza de apio finamente picado
1 taza de zanahoria finamente picada
Sal marina gruesa
Pimienta negra recién molida

Preparación
La noche anterior, remoja los frijoles en agua. Por la mañana, lávalos y ponlos en una olla a fuego alto con dos litros de agua, hasta que hiervan.

Una vez que hiervan, reduce el calor a fuego medio y cocina tapado por 30 minutos. Cuela y elimina el agua. 

Agrega dos litros agua fresca, tapa y cocina a fuego medio hasta que hierva.

Mientras tanto, en una sartén a fuego medio, pon el aceite y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén tiernos, unos 5 minutos. 

Agrega el apio y cocina por 3 minutos más. 

Añade el pimiento rojo y cocina por 3 minutos más. Añade las zanahorias y cocina por 3 minutos más.

Agrega el sofrito a la olla. Añade la sal, la pimienta y las hojas de laurel. 

Cocina sin tapa durante 15 minutos más.

Esta sopa sabe mejor al día siguiente.

Esta receta la publiqué por primera vez en Mamás Latinas.

Para imprimir la receta haz clic aquí.


¿Te gustan las sopas con granos? ¿Cuál es tu sopa favorita?

Etiquetas: , , ,