Mejor desayuno imposible: quínoa con bayas y jarabe de arce

Ya lo sé. Ando en una de quínoa. Pienso, como y respiro quínoa. Así que cualquier excusa es buena para hacer algo con este súper alimento. Aunque esta vez el asunto es más una “razón” que una “excusa”. O mejor dicho: un trío de razones. Un trío de uno de los mejores de jarabe de arce que haya probado y que me envió la gente de Crown Maple Syrup.
No soy experta connoisseur de jarabes de arce. Sólo sé que desde que vivía en Nueva York, donde el brunch del domingo solía incluir panqueques o tostadas francesas con jarabe de arce, soy fan del jarabe natural, y más nunca volví a comprar las imitaciones. Así que dejo constancia de que hablo y escribo con la única autoridad que me confiere ser la mamá que prepara los desayunos de mi familia todos los días.
Crown Maple Syrup no sólo es un jarabe de arce puro y certificado orgánico por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Yo diría que es como la realeza de los jarabes de arce. Las etiquetas y el empaque presagian el contenido de las botellas: una miel producida en Madava Farms, en unos 800 acres a orillas del río Hudson (en el condado de Dutchess, en el estado de Nueva York),  sembrados de arces centenarios de las variedades rojo y azúcar, de los cuales se extrae la más prístina savia.
Me gusta el hecho de que Crown sea una empresa familiar y de que Madava Farms deba su nombre Maddie y Ava, las hijas de de Robb y Lidia Turner, quienes en 2010 establecieron Crown Maple para deleite de nuestros paladares.
Me gusta que Crown produzca artesanalmente sus jarabes ámbar claro, medio y oscuro. Los puedes comprar en Amazon y el trío que recibí es el regalo perfecto para un amante de los placeres del paladar.
No me puedo esperar para usarlos como ingredientes de cocteles, vinagretas, salsas para barbacoa y por supuesto para acompañar panqueques, tostadas francesas y avena.
Para comenzar, y como no me aguanté, hice esta quínoa con fresas, frambuesas y arándanos, y usé el jarabe oscuro para endulzar.
Espero que te guste.
Quínoa con bayas y jarabe de  arce | Ingredientes para 6 porciones
1 taza de quínoa
2 tazas de agua
1 pizca de sal
¾ de taza de fresas rebanadas
1/2 taza de arándanos azules
1/2 taza de frambuesas
Jarabe de arce

Preparación
Enjuaga la quínoa y ponla junto con el agua en una olla con tapa.

Cocina a fuego medio-alto hasta que hierva.

Baja el fuego, tapa y cocina a fuego lento durante 10-12 minutos hasta que la quínoa esté al dente.

Sirve en un tazón, añade una pizca de sal y las bayas.

Agrega el jarabe de arce.

Para imprimir la receta haz clic aquí.

El jarabe de arce Crown Maple que utilicé en la preparación de esta receta fue un obsequio de Crown Maple Syrup. No recibí compensación monetaria por desarrollar la receta o escribir este post. Las opiniones aquí expresadas son mías.


¿Qué otras recetas se te ocurren con jarabe de arce?

Etiquetas: , , , , , , , ,