The Kitchen Hop - Coral Gables: Mi primer recorrido gastronómico por Miracle Mile

The Kitchen Hop es un proyecto en movimiento y crecimiento y no puedo esperar a la próxima edición ¿en Wynwood tal vez? ¡Ojalá! Ayer tuve la oportunidad de probar la comida en seis de los 10 restaurantes que participaron en este singular gastro-tour en Coral Gables.

¿Por qué sólo seis? Porque, a pesar de que nos habían anunciado que el corrido comenzaba a las 2 y terminaba a las 6 de la tarde, ya a las 5 no había qué probar en Morton’s, Bricktop's y Red Koi Thai and Sushi (y no alcanzamos a llegar a BurguerFi). Ello prueba que la convocatoria a este primera ruta gastronómica por Miracle Mile fue todo un éxito. Pero también me dice que los restaurantes deberían estar mejor preparados para complacer a la multitud. O simplemente ser más inteligentes, como lo fueron en Seasons 52: honraron su palabra y no sólo nos dieron lo mejor, sino que nos dejaron con las ganas de regresar ¡Buen trabajo Fernando Orms!
Apartando ese detalle, la edición Coral Gables de The Kitchen Hop fue divertida, por decir lo menos. Disfrutamos de ir de una cocina a otra bebiendo "coronitas" heladas a 2 y 3 dólares. Aunque rara vez como carnes rojas, probé albóndigas, jamón serrano, salchichas Frankfurt y carne desmechada y todo estuvo divino. Sería bueno que la próxima vez los chefs ofrecieran opciones de pescado y frutos del mar, o simplemente sin carne. Es sólo una idea.
Nuestra primera parada fue Cibo Wine Bar. Gran ambiente, pero no pudimos disfrutarlo  porque el área de degustación estaba en la terraza, a pesar del hecho de que el termómetro marcaba 97˚F. Allí, saboreé unos deliciosos polpettini con salsa de tomate y pan. 
Nuestra segunda parada fue una grata sorpresa. En Azúcar Cuban Cuisine picamos jamón serrano y aceitunas manzanilla. A pesar de que no era una tapa "cocinada", la calidad del jamón era extraordinaria, tanto, que nos hizo dudar de si estaríamos comiendo jamón Ibérico en lugar de simplemente Serrano. En la terraza había vecinos cubanos de la zona jugando dominó, lo que sólo significa que les gusta el lugar y a nosotros también!¡Azúcar!
Me sentí en casa en Fritz y Franz Bierhaus, nuestra tercera parada. La razón: tiene el mismo ambiente del Fritz y Franz de mi Caracas natal, donde de adolescente descubrí el gulasch, el repollo agrio y el strudel de manzana y aprendí que además de las salchichas nos se limitan a las de perro caliente.
La siguiente parada fue en Pincho Factory, un gastropub súper cool donde probamos vaca frita (carne desmechada frita)  sobre tostones de plátano verde: sin duda una invitación para regresar a probar sus hamburguesas de tostón. 
Bulla Gastrobar fue nuestra quinta parada y allí probamos un arroz caldoso, pero servido en una terraza donde el calor arruinó la mitad de la diversión. Habrá que volver con calma para ver cuál es la bulla.
Terminamos en Seasons 52, nuestra sexta y última parada, donde una vez más comimos el mejor flatbread de la ciudad y nos tomamos la última "coronita" de la noche. Nos perdimos los langostinos al ajillo y las chuletas de cordero. Pero no importa, porque sabemos que vamos a volver.

Gracias al súper equipo de Identity MediaCo por la invitación y por el gran trabajo de relaciones públicas. Mujeres ¡se la comieron!

Etiquetas: , , ,