¡Gracias!

Hoy es día de dar gracias y yo tengo mucho por qué agradecer: 

Por mis hijos, que siguen siendo mis dos milagros personales.

Por la fortuna de poder vivir en este maravilloso país que hace siete años nos recibió con los brazos abiertos y porque hoy mis hijos y yo podemos decir, con orgullo, que somos ciudadanos americanos.

Por la salud.

Por mi hermano Ernesto. 

Porque pude disfrutar de mi papá Francisco por casi 50 años. 

Por mi mamá quien me enseñó que a los 50 es cuando la vida comienza.

Por mi papá Gustavo de quien heredé el espíritu indomable y el optimismo a toda prueba.

Por mis amigos que son la familia que he escogido, y muy especialmente por mis amigas: por estar siempre allí, dispuestas a todo, incondicionales: sin ustedes no estaría donde estoy. Con ustedes, al infinito y más allá.

Por mi Compadre de quien aprendí que en la adversidad hay oportunidad.

Por las caídas que me han enseñado a levantarme con la certeza de que sí se puede.

Por el don de la resiliencia y por el don de la reinvención.

Por poder vivir haciendo lo que me gusta.

Por ustedes que me leen y me alientan a seguir, con alegría, en este recorrido maravilloso y lleno de sabores y aromas que es la vida.

Porque la vida es bella y merece ser vivida con alegría.

Sigo contando mis bendiciones.

¡Feliz Día de Acción de Gracias!

Etiquetas: , ,