Giselle Blondet: Tengo 50 y qué

Giselle Blondet siempre fue una muñeca. Y a sus 50 años, con una carrera de más de 36 en la televisión, sigue siendo una muñeca. Una muñeca nacida en Nueva York, criada en Puerto Rico y residente de la Ciudad del Sol. 

Una muñeca que, sin prisa pero sin pausa, se apresta a producir su propio talk show en la televisión hispana, inspirado en los shows de Oprah Winfrey y Ellen Degeneres, no sólo porque son dos mujeres, también de más de 50, a quienes admira, sino porque está convencida de que un programa así le hace falta a la televisión estadounidense en español.

Una muñeca que a los 50 años firmó un contrato para ser la imagen latina de la campaña de L’Oreal “Porque yo lo valgo”. Una muñeca que tiene su propia línea de lencería y de bisutería, Gi by Giselle Blondet, que por ahora se comercializa nada más y nada menos que en las tiendas Walmart de Puerto Rico. Una muñeca que acaba de publicar su segundo libro: Tengo 50 y qué.

Pero aunque de verdad Gi, como le dicen su familia y amigos, parece una Barbie de piel canela y lacia cabellera oscura, de muñeca sólo tiene la pinta. Y bueno, tal vez también  esa dulzura suya gracias a la cual logra conectarse, en un abrir y cerrar de ojos o en lo que tarda en esbozar una sonrisa, con la audiencia. No tengo duda de que ese carisma la llevará a convertirse en conferencista para seguir inspirando, cara a cara, a las mujeres que ven en ella un ejemplo de superación.

Con Gi nos encontramos en la librería Barnes & Noble de Kendall Drive. Allí presentó su libro, respondió las preguntas de sus seguidores, firmó autógrafos e hizo un alto para conversar conmigo acerca de Tengo 50 y qué.

El segundo libro de Gi (el primero fue Con los pies en la tierra) es un “manual” para las mujeres de cualquier edad: desde las treintonas hasta las noventonas, que se deja colar (yo me lo leí en una noche). En menos de 200 páginas la actriz y presentadora de televisión, cuenta, en un lenguaje sencillo, como si estuviera hablando con una de sus hijas, o con una amiga, lo maravilloso que es para una mujer tener 50 años en pleno siglo XXI.

A pesar del título, Tengo 50 años y qué, no es un desafío. Es más la afirmación serena de una mujer que a sus 50 dice: “sí, tengo 50 años y no pasa nada”, en el sentido de que no es el fin del mundo, no hay que cortarse el cabello (si acaso teñirse las canas), dejar de usar sandalias de tacón o de sentirte, viva y sexy. También es la afirmación de quien tiene la seguridad de que a esta edad se puede emprender, comenzar, y volverte a enamorar y todo con el aplomo que te da la madurez.

Superficialmente, Tengo 50 y qué pudiera parecer una colección de anécdotas personales. Si así fuera, creo que todas son muy válidas sobre todo porque Ana Giselle Blondet Gómez ha vivido la vida intensamente y sin arrepentimientos: se ha casado tres veces, tienes tres hijos, incluyendo una hija de 30, y hoy abraza su soltería con alegría, pero también con la esperanza de saber que sí es posible volver a enamorarse y ser feliz.

Creo, sin embargo que el mensaje más importante que transmite la boricua es que hay que cuidar y fortalecer la autoestima, porque de sus “sube y baja” dependen muchas de las decisiones que a diario toman las mujeres.

Este post fue publicado originalmente en Miami Diario

Etiquetas: , , , , ,