Una buena educación: el mejor regalo que puedes darle a tus hijos

Disclaimer: This is part of a sponsored collaboration with Latina Mom Bloggers.  All opinions are 100% mine.

Si algo le agradezco a mi mamá es el énfasis que siempre puso en la educación de sus hijos. Para poder pagar la escuela privada a la que asistimos mi hermana y yo en Caracas, hubo una época en la que mi mamá cabalgaba tres trabajos. Luego, cuando crecimos y ella misma decidió darse la oportunidad de completar su educación, hubo unos meses en los que mi mamá, mi hermana y yo coincidimos como estudiantes en la Universidad Central de Venezuela.
De allí salimos mi mamá como licenciada en educación y años más tarde con el título de doctora en Ciencias Sociales: la primera PhD en nuestra familia; mi hermana como bióloga y luego también como PhD en Biología, y yo como periodista. Las tres nos graduamos con honores y yo terminé haciendo una maestría en Políticas Públicas en la Universidad de Columbia, en Nueva York, lo que me convirtió en la primera Ivy Leaguer en nuestra familia.

Cuando hace ya siete años dejé mi país natal para buscar mejores oportunidades para mí y para mis hijos aquí en Estados Unidos, la educación jugó un papel importantísimo. Aquí mis hijos podrían acceder a excelentes escuelas públicas y también tener mejores opciones a la hora de ir a la universidad. Aunque se que terminarán estudiando y siendo lo que ellos quieran, siempre me digo: si yo pude ir a una universidad Ivy League, que sepan que por su esfuerzo también podrán acceder a ellas.

Aunque mis niños tienen apenas 11 y 13 años, el tema de la educación es algo de lo que hablo con ellos regularmente. Hablamos de lo que quieren ser, pero sobre todo de cómo lograrlo. Ellos saben que vivimos donde vivimos para que ellos puedan ir a la escuela chárter a la que asisten. Saben que de su performance en la escuela primaria y media, dependerá que puedan acceder a una buena escuela secundaria, que será determinante para que a su vez puedan acceder a una buena universidad.

No voy a esperar a que llegue la hora en que mis hijos apliquen para el college para ver cómo vamos a financiar esa parte tan importante de su educación. Desde ya me estoy informando porque se que así como hicieron mis abuelos con mis padres, y mi mamá conmigo, una buena educación es el mejor regalo que puedo darle a mis hijos.

Como papás y mamás podemos ayudar a nuestros hijos a navegar en las a veces turbulentas aguas del proceso de aplicación para que puedan acceder al college y culminar con éxito sus estudios universitarios. Es mi deber como mamá tener toda la información necesaria y así poder ayudar a mis hijos a planear, preparar y pagar por esa parte de su educación. De lo contrario, mucho del esfuerzo que he hecho hasta ahora podría perderse si no contamos con los recursos financieros necesarios para que mis hijos puedan culminar con éxito sus estudios universitarios.

Uno de cada cuatro estudiantes en nuestro país es latino y 19% de los estudiantes universitarios en Estados Unidos, de edades comprendidas entre los 18 y 24 años, son hispanos, lo que representa un incremento de 7 puntos porcentuales en comparación con 2008. Pero además, 69% de esos estudiantes hispanos sale directo de la escuela secundaria a la universidad. Eso quiere decir que cada día son más los muchachos que como mis hijos necesitarán ayuda financiera para poder pagar los cada vez más prohibitivos costos de la  educación universitaria.

Precisamente de eso se trata el Hispanic Scholarship Fund, que desde su fundación en 1975 provee becas y programas auxiliares diseñados para que estudiantes latinos en Estados Unidos tengan acceso y puedan culminar sus estudios de tercer nivel. 


Para más información, visita hsf.net. Allí encontrarás información  sobre como ayudar a tus hijos a lograr la meta de graduarse en la universidad y así hacer sus sueños realidad. También te invito a que visites el fan page de HSF en Facebook. Y recuerda: cuando se trata de la educación universitaria de nuestros hijos, como padres nosotros también podemos lograr la diferencia.

Etiquetas: , , , ,