Irresistible receta de plátanos envueltos en tocineta (o de como el sabor latino se adueñó de Nascar)

Un piloto de carreras Nascar. Una abogada que dejó atrás su carrera de 20 años para dedicarse a hacer lo que más le gusta. Los dos se encontraron en los pits del Homestead Miami Speedway, en Homestead.

¿Qué tienen en común Aric Almirola y Ana Quincoces, además del hecho de que los dos son dos exitosos cubano-americanos?
Pues que los dos son extremadamente competitivos y viven su pasión. A él le dicen el “misil cubano”  y ella dejó su carrera de abogada para dedicarse a cocinar y terminó convertida  en una celebrity chef.
A él lo patrocina Smithfield, la principal productora y procesadora de carne de cerdo de Estados Unidos. Y ella es capaz de ponerle tocineta hasta a un plátano maduro con la seguridad de que, además, aquello será una delicia.
Así que Smithfield juntó a Aric y a Ana en el tráiler 43, que es el número que identifica al misil cubano en Nascar. Y bajo un techo en el que se leía el slogan “Fueled by Bacon”  (impulsado por el tocino), Ana deleitó al equipo Richard Petty Motorsports 43 con sus creaciones culinarias.
Justo antes de la carrera por la copa Sprint que se corrió en el autódromo de Homestead, el tráiler 43 fue una fiesta en la que Ana se metió en el bolsillo a todo el mundo y sin importar el calor se puso su mejor sonrisa y ¡quién dijo miedo!
El menú consistió en unos plátanos maduros envueltos con tocino con salsa de mostaza, miel y cilantro, cuya receta pongo más abajo; bocaditos de pimentón, jamón y queso a la parrilla; y empanadas de chorizo y jamón con salsa ranch de cilantro, todo acompañado de una ensalada verde. 
Además había bandejas de crujiente tocineta por qué  ¿a quién no le gusta la tocineta? Pero por Dios, si por la tocineta (y el chorizo, el prosciutto y el ibérico) es que no soy vegetariana.
Quienes tuvimos el privilegio de asistir al almuerzo salimos felices porque si algo tiene esta mujer es el secreto de la sazón de Miami, donde se fusiona lo mejor de la comida caribeña y latinoamericana, y cada una de sus recetas es un tributo a la herencia de la que tan orgullosa está.
Plátanos maduros envueltos en tocino con salsa de mostaza, miel y cilantro | Ingredientes para 6 porciones
3 plátanos medianos bien maduros (mientras más oscura está la cáscara, más maduros y tiernos estarán los plátanos)
9 rodajas de tocino ahumado Smithfield Cherrywood, cortado en trozos gruesos
Aceite de maní o canola para freír
1/2 taza de mayonesa
2 cucharadas de mostaza de Dijon
2 cucharadas de miel
2 cucharadas de cilantro finamente picado
1/4 cucharadita de pimienta de cayena

Preparación
De la salsa:
En un envase pequeño bate la mayonesa, la mostaza, la miel, el cilantro y la pimienta de cayena. Reserva.

De los plátanos:
Pela los plátanos y córtalos en trozos de una pulgada de grosor y de alrededor de 1,5 a 2 pulgadas de largo.

Corta las rebanadas de tocineta por la mitad.

Envuelve cada trozo de plátano con la tocineta y sujétalo con un palillo de madera.

Calienta el aceite en un sartén y fríe los plátanos poco a poco hasta que comiencen a dorarse, de 3 a 5 minutos, dependiendo de la madurez del plátano. Mientras más maduros estén, más rápido se dorarán.

Escurre los plátanos en toallas de papel. 

Sírvelos inmediatamente junto con la salsa de mostaza, miel y cilantro.

(*) Receta de Ana Quincoces.

Para imprimir la receta haz clic aquí.
Fui invitada por Smithfield al almuerzo que ofreció Ana Quincoces para Aric Almirola. No recibí compensación económica alguna por escribir este post, que es una versión del que originalmente escribí para Miami Diario. Todas las opiniones aquí expresadas son mías. 

Etiquetas: , , , , , ,