Venezuela, te quiero tanto

Fotos cortesía de Carlos Vollmer
Venezuela, cuánto te quiero. Anoche casi no pude dormir. Aunque ya hace 9 años nos vinimos a vivir a Estados Unidos y nunca volvimos, mis afectos más grandes, mi familia de origen, mis amigas del alma, la Universidad donde me hice escritora, mi Ávila que fue mi norte por más de 40 años y que extraño cada día de mi vida, los cafés de Los Palos Grandes, Los Roques, La Gran Sabana, Mochima, las matas de mango, los cañaverales, lo que me hizo quien soy, siguen allá, en la tierra que me vio nacer.
Hace unos años dejé de militar allá. Y por respeto a quienes desde diferentes trincheras están dando la batalla para que en esa Venezuela que me duele tanto vuelva a florecer la democracia, decidí hacer votos de silencio.
Por eso sólo escribo y hablo de las cosas buenas que recuerdo de mi país. Y sólo he roto mi silencio en contadas ocasiones: cuando horrorizada me enteré del asesinato de Mónica Spear, cuando le dieron casa por cárcel a Iván Simonovis, y con la condena inmoral que pesa contra Leopoldo López.
Cuando no pude soportar más la orfandad de patria, me dejé adoptar por este mi otro país al que tanto agradezco que nos haya acogido con brazos abiertos. Y todos los días de mi vida le doy gracias a Dios porque los sacrificios enormes que implica emigrar, tienen para mí una recompensa proporcional: que mis hijos no tengan que ser emigrantes nunca, porque viven en democracia y en libertad.
Pero anoche no pude dormir y hoy amanecí llorosa, pidiéndole a Dios y a la Virgen del Valle que los votos hablen, que se haga la voluntad del pueblo, que la jornada de hoy sea el comienzo de una etapa de reconciliación y reconstrucción en esa Venezuela tan maltratada y que me duele tanto, y que podamos decir ¡Gloria al bravo pueblo! Gracias a todos quienes hoy están ejerciendo su derecho al voto. Venezuela, te quiero y te sigo llevando no sólo en mi ADN, sino sobre todo en mi corazón. 

Gracias Carlos Vollmer por dejarme usar las fotos de tu teléfono. A ti también te quiero, bro.


Gracias por compartir este post. Te invito a que también 
me sigas en FacebookInstagramPinterest y Twitter

Etiquetas: , ,