Bocaditos de casabe y pimiento

Bocaditos de casabe y pimentón. No es nuevo que me encantan los pimentones o pimientos asados, marinados con aceite de oliva y ajo. Son una tapa perfecta. Los de hoy son
especialmente deliciosos porque los serví sobre casabe.
El casabe fue un regalo de Tania Llavaneras, quien me lo trajo hace poco cuando regresó de Caracas y, rumbo a Los Ángeles, pasó por Miami.  Si alguien que lea esto y viva en el Sur de Florida sabe donde venden casabe por estos lares, les estaré muy agradecida de hacérmelo saber.
Me encanta el casabe no sólo porque su sabor neutro hace que puedas comerlo todo. Me gusta sobre todo porque es uno de esos sabores que atesoro de mi niñez caraqueña: en casa de mis abuelos margariteños era más preciado que el pan y nunca faltaba.
Mi abuelo Efraín solía tomarse sus hervidos de pescado con pedacitos de casabe y cuando íbamos de vacaciones, por las carreteras del interior del país, era obligado pararse a comprar naiboas, que son las tortas de casabe untadas de un melado espeso de papelón (piloncillo o panela), en los tarantines que a orilla de camino atendía una gente sencilla y de piel curtida por el sol.
El casabe fue el pan de los aborígenes que habitaron las islas del Caribe y Sudamérica, antes de la llegada de los conquistadores españoles. Y su simplicidad hace que sea sumamente saludable.
Las enormes tortas de casabe, que se hacen con la pulpa de la yuca rallada, se cocinan en unos budares (comales) enormes y luego se secan al sol. 
Sin añadido alguno, el casabe además es lo máximo porque no contiene gluten.
Historia y romance con el casabe aparte, estos pimientos son una versión mejorada de estos que publiqué hace años. 
Y se parecen mucho a estos otros
La diferencia es que en lugar de filetear los ajos, los molí.
Espero que te guste mi receta, que es perfecta para merendar, a manera de tapa o simplemente para cuando te llega visita.

Bocaditos de casabe y pimentón | Ingredientes para un frasco de 12 onzas
4 pimentones rojos lavados y secos
aceite de oliva extra virgen
4 dientes de ajo molidos

Preparación
Precalienta el horno a 350˚F.
Con la ayuda de una brocha o simplemente con las manos embadurna los pimientos, previamente lavados y secos, con un poco aceite de oliva.
Coloca los pimientos en una bandeja de hornear galletas cubierta con papel de aluminio.
Lleva al horno y hornea de 45 minutos a 1 hora, hasta que los pimientos estén suaves.
Retira del horno y deja enfriar totalmente.
Con las manos, pela los pimientos. Descarta la piel, el pedúnculo y las semillas.
Corta los pimientos en tiras de ¼ de pulgada de ancho (más o menos medio centímetro).
Coloca los pimientos en un frasco, agrega el ajo y una pizca de sal.
Cubre con aceite de oliva.
Refrigera tapado por lo menos una hora de servir.

Sirve con rodajitas de casabe.

Gracias por compartir este post. Te invito a que también 
me sigas en FacebookInstagramPinterestTwitter y Youtube.

Etiquetas: , ,