Cocinar con flores o de como la inspiración llegó con el correo

Los productos que aparecen en este post son un obsequio de Mary Kay.
For English
Cocinar con flores. Hace poco el correo me trajo una sorpresa. Todo fue tan inesperado como los sentimientos que provocó en mí abrir la caja que dejó el cartero en mi puerta. Dentro de ella venían un estuche de maquillaje, lociones para la piel, un perfume, un kit para manicura y pedicura incluyendo pinturas de uñas en tonos primaverales, jabones perfumados...

Los empaques, femeninos, primorosamente florales, pusieron mi imaginación a volar y de pronto pensé en la maravilla que es cocinar con flores.
Y recordé mi insuperable mojito de rosas, con el que sellé para siempre en mi memoria los rosales que tanta felicidad me dieron mientras viví en el Sur de California.
Y recordé mis perfumadas galletas de lavanda.
Y también recordé que nunca he publicado la receta de agua de Jamaica que tanto me gusta.
Y pensé que quiero hacer flores de calabacín rellenas de ricota como hacen los italianos y los mexicanos también.
Entonces me dije: tengo que compartir esta belleza que me envió Mary Kay, la compañía de cosméticos que en 1963, a los 45 años, fundara Mary Kay Ash y que hoy cuenta con 3,5 millones de consultoras de belleza independientes que venden más de 200 productos Premium en más de 35 países.


Gracias Mary Kay por mi obsequio y por la inspiración que trajo a mi vida, especialmente ahora que comienza la primavera. Ahora se que quiero volver a cocinar con flores.
Gracias por compartir este post. Te invito a que también 
me sigas en FacebookInstagramPinterestTwitter y Youtube

Etiquetas: , ,